Homenaje Silvestre 6Vinculado a la Federación desde los inicios ejerció los cargos de Contador y Tesorero.

Es la primera vez que la Federación de Exportadores realiza un acto como éste, pero tanto la figura del homenajeado, como el papel que ha desempeñado en esta entidad antes y desde su creación, obligan a realizar el mismo, reconoció en el acto el presidente de FEDEX.

Semblanza

El padre de Don Silvestre, Silvestre Angulo Brito, nacido en 1905 en Telde se doctoró, como el decía, en la universidad de la vida. Su padre murió joven, tocándole a él, como primogénito, sacar a su familia adelante. Tuvo que interrumpir sus estudios en varias ocasiones hasta que con 15 años se embarcó hacia La Habana a vender los bordados que hacía su madre.

A la vuelta, se empleó en los almacenes de míster Duwn Spencer, conocido como ‘mister Dan’, a los que también se incorpora míster Leonard H. Pilcher, que hizo sociedad con Silvestre en el negocio del tomate de exportación en la zona norte de Gran Canaria.

Destacado luchador de la brega canaria, invirtió los ahorros que obtenía de las luchadas en la compra de un almacén y en asociarse con míster Dan. En 1932 compró unos terrenos en La Aldea de San Nicolás que, año tras año, con los beneficios del cultivo del tomate iba ampliando y mejorando.

Fruto de su matrimonio con Mª del Pino Amador Lorenzo nacieron: Mª del Pino, Mª del Carmen, Cecilia, Silvestre, Domingo y Juan Antonio. Su padre se empeñó en darles estudios a sus hijos. De ahí que fuera su madre la que se encargara en buena parte de su educación, ya que el padre pasaba las temporadas de zafra en La Aldea.

Silvestre Angulo Amador quiso ser médico, aunque las circunstancias hicieron que continuara la estela familiar en los negocios plataneros que también tenían entonces. Tal vez, por eso de los genes, tuvo dos hijas pediatras y otra farmacéutica. Silvestre ha comentado en más de una ocasión, que le llamaban el delegado de Sanidad, por la cantidad de amigos que tiene en este departamento. Así, cada vez que hacía falta atender con urgencia a un aldeano recurrían a él.

De su padre aprendió todo lo relativo al negocio del tomate, sobre todo en cuanto a la comercialización. Así, su sociedad con míster Pilcher fue muy reputada hasta que concluyó la relación con la retirada de éste.

Durante décadas, Silvestre intentó entrar en la Junta de Tomates (hoy FEDEX), sin lograrlo por la enorme cantidad de peticiones de la época. Sin embargo, tal vez por estar fuera se benefició de que fuera designado miembro de la Federación de Trabajadores de la Tierra en el Ministerio de Comercio en Madrid, lo que le permitió ir todas las semanas allí y convertirse en el embajador de los intereses del sector. Dos años después, y tras 30 de espera, logró ser aceptado. De ahí que recuerde que él tardó menos en entrar que Santiago Carrillo en llegar al Congreso, ya que necesitó 40 años.

En los años 79/80, Silvestre formaba parte de alguna Comisión a través de los Sindicatos Agrícolas. Después entró en la Junta Directiva de la Asociación de Tomates y en los años 90 fue contador de la Asociación de Tomates. Cuando se creó la Organización de Productores de Frutas y Hortalizas, se integró en Fedex. El 21-12-06 fue nombrado Contador de Fedex hasta que dimitió Juan Guerra de Contador y entonces pasó a desempeñar el cargo de Tesorero hasta la fecha.

Justo cuando Hortícola Aldeana cumple los 86 años, Silvestre Angulo Amador (80 años), cuelga la chaqueta y se jubila de la actividad. Querido Silvestre, sin duda, quienes hoy te acompañan de tu generación tendrán muchísimas anécdotas que contar, de las experiencias vividas a lo largo de tu trayectoria profesional.

Tus amigos y compañeros de profesión, hoy queremos reconocerte esta trayectoria y lo que has significado para este sector. Queremos agradecerte tu dedicación y desearte que en tu retiro y merecido descanso disfrutes de tu familia y amigos. Silvestre Angulo Amador, con todo el cariño del mundo: ¡Muchas gracias!.

You may also like

Sin comentarios.

| Comentarios cerrados